Mi problema con el móvil japonés

Hoy va a ser una entrada de queja y explicación sobre lo que me ha pasado con el móvil, ya que tiene tema. Estos días he estado liada con la academia+baito y me hubiese gustado más explicar hoy sobre ello pero me veo medio obligada a explicar antes sobre este tema y olvidarlo ya. No me gusta hacer este tipo de entradas pero siempre va bien escribir este tipo de experiencias para avisar a cualquiera que quiera venirse a Japón, porque cuanto mejor se sepa de estos temas, mejor.

En una entrada anterior ya expliqué un poco el tema del móvil por encima. Parece una chorrada, ¡porque además es un móvil! Que no estamos hablando de permisos de trabajo, por poner un ejemplo, ni de temas más “serios”, pero de verdad, es complicado el tema. Ni los mismos japoneses se enteran, y si eres extranjero, es peor.

Expliqué que tienes la opción de contratos de 1 y 2 años (los de 2 años son mucho más rentables, muy parecido como lo de España) o, en caso de tener móvil libre, tienes también la opción de coger una tarjeta con una tarifa mensual o para varios meses (hay demasiadas diferentes).

Yo empecé a mirar uno de contrato, pero me salía demasiado caro al mes (unos 5,000-6,000 yenes al mes) y yo quería algo más económico, unos 2,000-3,000 como mucho. Mi academia me quería ayudar con el tema pero en ese momento estaba ocupada con otros papeleos, así que dije que lo miraría después con calma además de querer mirar también cómo sería la otra opción, la de sin contrato.

Por esa semana, mi amiga, que estaba en la misma situación que yo en Osaka, me explicó que en su academia vino una mujer de una empresa de móviles de la cual ofrecían móvil con tarjetas SIM sin necesidad de contrato. Me pasó el folleto que le dieron en su día y la verdad es que tenía buenos precios para lo que incluía, era justo lo que buscaba.

Hasta aquí es todo perfecto, su academia (por cierto, es una escuela de japonés bastante famosa con muchos estudiantes, concretamente es ARC Osaka) ayuda a sus alumnos con el tema del móvil, la empresa se presenta allí mismo de forma guay y hasta tiene precios muy competitivos. Viendo el panorama de antes en las mismas tiendas y que ARC nos daba esa opción (aunque no fuera estudiante de ARC, no había problemas en que lo pudiese solicitar yo también), no dudamos en ir a la oficina.

Fue el 12 de abril (un mes ya como quien dice) cuando fuimos a la oficina que tenían situada en Umeda, en el norte de Osaka. Allí nos atendió una filipina que hablaba tanto japonés como inglés, aunque a nosotras se nos dirigía en inglés (y hubiésemos preferido en japonés porque parecía costarle mucho más en inglés). Y nada, nos explicó de nuevo el plan: móvil libre (un Huawei, no recuerdo el modelo pero es un smartphone muy decente) y una tarjeta SIM con llamadas e internet 1 GB cada mes. La tarjeta funcionaría para 6 meses y luego se puede volver a pagar para los siguientes 6 meses. En total no llegaba a 30,000 yenes todo junto. Nos confirmó y reconfirmó que sería un número japonés y que sería lo mismo. Yo si quería número japonés era más que nada por el tema del baito, porque necesitaría móvil para que se pusieran en contacto conmigo.

Allí mismo confirmarmos las 2 que lo queríamos. Después de estar como 3h en la oficina (sin exagerar), porque tenían que confirmar y volver a confirmar que vivíamos en Japón entre otros papeleos, nos dijeron que tenían sólo un móvil libre y que el otro llegaría en un par de días o así. No había problema, lo hablamos mi amiga y yo y me quedé con el que tenían y mi amiga iba a recibir el suyo por correo. Probamos el móvil y llamaba además de poder recibir llamadas, parecía ir todo bien. Lo único que veía raro era que había que llamar a través de una app concreta, pero como no entiendo mucho del tema y era móvil japonés, tampoco le di mucha importancia.

En el camino de vuelta en el metro ya empecé a tantear con él y a bajarme las típicas aplicaciones. Al llegar a casa y empezar a poner apps como Whatsapp o Line, donde hay que poner tu número de teléfono para acabar configurarlo, veía que algo no acababa de funcionar. El número de móvil que me reconocían ambas apps no era el mío. Mi móvil era un 050-XXXX-XXXX y el que me reconocía empezaba por 080 en vez de 050. Ponía mi número original, el de 050 y salía un mensaje en ambas apps que no reconocía ese número. Al dejar el número 080 que la misma app reconocía, seguía hacia adelante con la configuración y llegaba el típico momento de “añade el código que has recibido por SMS”. No recibía ningún correo. Lo intentaba de todas las formas y nada. Internet y las llamadas iban bien, ¿por qué no acababa de funcionar esto?

Llamé a la chica que me atendió preguntando sobre el tema. Me dijo que era porque había cogido la tarjeta SIM sin opción a SMSs y que si pagaba 3,000 yenes más que tendría esa opción. Yo le dije que el problema no era los SMSs, era que no aceptaba el número 050 que tenía. Ella me siguió diciendo que era por ese tema y que, cuando pudiese, que me pasase de nuevo y que arreglarían el tema. Explicando esto a mi amiga, no le acabó de gustar y empezó a mirar por internet. Pues resulta que en Japón hay varios tipos de números. El que empieza por 050 es sólo una línea de datos. El “verdadero” número japonés sería el que empieza 080, y por eso las apps reconocían un número random (que a saber cual era) que empezaba por 080.

Sabiendo esta información, esperé a ver si a mi amiga le pasaba lo mismo. Y efectivamente, estaba en la misma situación que yo. Fui a la oficina de nuevo a preguntar sobre este tema y que me diesen explicaciones. No recuerdo cuando volví a ir, seguramente fue la semana siguiente de cuando lo compré. Le pregunté sobre el tema este del 080 y la chica me dijo que si pagaba esos 3,000 yenes que sí me darían el número japonés, del que empezara por 080, pero que tenía que esperar hasta la semana siguiente, que la tenían que traer desde la central, que estaba en Tokio. Ahí dije que vale, que cuando llegue que me avisen, que ya pagaría ese día los 3,000 yenes restantes y así tendría un número de móvil normal.

Llegó la semana siguiente. Vuelvo a llamar y me dicen que no al tienen aún, que ya me llamarán cuando la tengan. Llega final de semana, llamo y no me contestan. Justo en esa semana es cuando conseguí el baito y en ese momento era cuando más lo necesitaba porque tenían un grupo de Line y querían añadirme, porque por allí hablaban todos los temas de trabajo. Y yo dando explicaciones de porque no tenía aún Line (en fin). Como extra, durante estos días veía que el móvil muchas veces fallaba, en plan que no recibía llamadas o que a veces no podía llamar yo. Llega la semana siguiente, que era la Golden Week y, cómo no, no lo cogía nadie, me imaginaba que por las vacaciones. Durante la Golden Week llamé igualmente por si colaba y la chica me acabó respondiendo, pero que no podía decirme nada porque estaba de vacaciones en Filipinas y que cuando vuelva me dirá.

Llega la semana siguiente, que ya ha acabado la Golden Week y todo vuelve a la normalidad. Vuelvo a llamar y me dicen que sentía mucho todo este retraso, que esta semana ya tendrían la famosa tarjeta para el móvil 080, pero que me volverían a llamar en nada que me tenían que confirmar un par de cosas, que justo en ese momento le pillaba mal (siempre le pillo mal, qué casualidad). Me vuelven a llamar y me dicen que con esos 3,000 yenes tendría lo de los SMSs pero que NO tendría el número 080. Vamos a ver… ¿Y POR QUÉ LLEVAS TODAS ESAS SEMANAS DICIÉNDOME QUE SÍ? ¿QUÉ CO*O ME IMPORTA LOS SMS? YO SÓLO QUIERO MI NÚMERO NORMAL. Encima, me decía que si quería chat que me conectara por Facebook, que tenían un chat muy chulo. ¿Me estás vacilando o qué? En ese momento tenía muchas ganas de soltarle “I DON’T NEED THE FUCKING CHAT. I NEED THE NEW FUCKING SIM CARD FOR BAITO, GOT IT?” pero me tuve que contener y decirle (reconozco que no de muy buenas formas) que necesitaba el 080 por el baito porque me exigían el Line y no podía conectarme de otra forma. Ahí se empezó a disculpar, que no podía ser, que no tienen lo del 080, etc. A lo que les dije que no era lo que me dijeron en un principio, y que tampoco me habían explicado NADA sobre la diferencia de prefijos 050 y 080 cuando DEBERÍAN.

Ante esta llamada telefónica y después de haber hecho la pringada esperando durante casi 1 mes por este cambio de número, fui directamente a mi academia a explicarles el caso. Ellos les llamaron por teléfono y la verdad es que todo de muy malas formas, que nunca dijeron nada del 080 (qué van a decir sino), etc etc. La academia después de llamarles y ver el panorama, me dijo que era una de las típicas empresas “malas” que hay por Japón, que dicen mucho y luego nada. Yo les dije que una misma academia de Osaka se lo recomendaban a todos sus estudiantes. Los de mi academia fliparon ante eso porque no lo vieron nada normal. En fin, que tenga más cuidado la próxima vez y que no pueden hacer nada más al respecto.

Sobre poner quejas, les he preguntado y dicen que eso en Japón es muy follón, que este tipo de trámites van muy lentos. Como mucho, lo que podría hacer es volver a la oficina y mostrar mi enfado a ellos, pero yo sé que eso no servirá de mucho, así que voy a pasar de pagar un billete de metro de 320 yenes de ida y otros de vuelta para nada, porque al final sólo yo acabo gastando más dinero y tiempo.

Para no desperdiciar la SIM, porque sé que no me van a devolver el dinero, al final pude poner el Line a través Facebook, pero no me puede agregar nadie por culpa de las restricciones del teléfono. Como sólo lo usaré para el baito y para japos, ya les agregaré yo misma a esta gente y hago el apaño. Y sobre el tema llamadas que a veces fallaba, como tampoco es que acabe llamando mucho porque ya tengo baito e internet, pues se hará lo que se pueda. Cuando la tarjeta caduque ya veré otras mejores alternativas.

Tampoco ha salido tan grave al final, pero me fastidia que te prometan tanto con una cosa, estar esperando y estar al tanto para luego nada. Y encima lo otro que te dan te lo dan mal. Siempre hay empresas así, pasa en todos los sitios, Japón incluido, pero lo que más me sorprende de toda esta situación es que una academia tan famosa como ARC Osaka RECOMIENDE este tipo de empresas chungas a sus estudiantes. Mi amiga también le contó toda la situación a la academia y hasta ellos se sorprendieron del tema, que no podía ser que diesen números 050, que les llamarían y tal pero se muestran pasivos ante el tema, no dan soluciones, no llaman delante de las narices de mi amiga para ver qué le dice realmente… Así que también mal por esta academia, por no intentar solucionar algo que afecta directamente a sus alumnos, que saben que somos extranjeros y tenemos 0 experiencia sobre Japón y cómo se hacen las cosas aquí.

Y hasta aquí mi experiencia con el móvil. Futuros estudiantes que vengáis a Japón, ojo con estas empresas e iros directamente a las 3 típicas compañías grandes y haceros allí un contrato. Saldrá más caro, pero os ahorraréis estos dolores de cabeza. Os diría que preguntarais a la academia pero viendo como ha sido ARC Osaka con este caso, ni de las academias me fiaría.

Por cierto, datos sobre esta empresa. Se llama East Bridge y aquí tenéis el link: http://www.eastbridge.co.jp/  Ya sabéis donde NO debéis ir.

¿Alguna experiencia similar en Japón? ¿Algún consejo para el tema del móvil en Japón?

La próxima entrada espero escribir sobre algo más alegre, que seguro que lo es. Puede que ya escriba sobre un tema más friki, ya decidiré sobre qué…

¡Hasta la próxima!

 

Esta entrada fue publicada en Personal, Vida en Japón y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Mi problema con el móvil japonés

  1. Freddyncalm dijo:

    El tema de los SMS para extranjeros está restringido por la paranoia del terrorismo.
    “Japan… doesn’t allow visitors to buy voice SIM cards by law”
    http://prepaid-data-sim-card.wikia.com/wiki/Japan (Casi todo lo de esta web son SIMs con números VoIP japoneses, 050.)

    Sin embargo yo pude usar una SIM con número Softbank (080) en 2011, que funcionaba para recibir llamadas y SMS, y mediante su linea de datos, usando una app, como la que mencionas, podía hacer llamadas ilimitadas a través de alguna pasarela (creo que no era VoIP exactamente; aunque ha pasado tiempo para recordarlo bien.). Y tenía también datos 3G ilimitados. Valía cara pero se podía alquilar en globaladvancedcomm (.com)

    Creo que podrías haber encontrado alternativas mejores investigando antes de ir allí. Porque es cierto que el tema es complicado. Pero no hay un único culpable.

    Lo de la escuela ARC me parece muy fuerte que ayude a empresas en vez de a sus alumnos a tener un buen servicio de comunicaciones.

    La aplicación Line no tendría porque obligar a dar un número de móvil y verificar via SMS. El programa se puede poner en Tablets que no tienen teléfono; y en PC. Aunque si lo pones en una tablet y lo tenías en un móvil, o viceversa se desinstala del otro, casi sin previo aviso.

    Line ofrece otras vías de autenticación pero ya he visto algún otro caso como el tuyo en que sólo se puede agregar contactos desde un sentido. Mal por Line (invento japonés, pero de empresa madre coreana, por cierto).

    Lo que sí creo que es posible es configurarlo con una SIM (que acepte SMS) y cambiar la SIM del teléfono después.por la que vayas a usar, aunque sea sólo de datos y llamadas por VoIP.

    Y creo ya conté que así me tocó hacerlo el pasado verano, cuando perdí la batería de mi móvil. Tuve que poner mi SIM española, para recibir 2 ó 3 sms aunque fuera en Itinerancia, (pero creo que no me llegaron a cobrar) para instalar Line y Whatsapp en el movil libre japonés que compré; huyendo, por supuesto, de contratos y compromisos de permanencia que son tanta engañufla en España como en Japón.

    Me gusta

    • Nichi dijo:

      Sí que es verdad que podría haber investigado más antes, pero viendo que ARC recomendaba esa y que tenía precios buenos ya ni lo pensé. No me esperaba que una academia como esa pudiese recomendar empresas de ese tipo, en fin :/

      Pues ahora que dices lo del Line en la tablet, tienes razón, pero en el móvil me pedían número o vincularlo con Facebook… Llega un momento que ya me pierdo y no entiendo nada XD.

      Al final lo que haré será seguir con esta tarjeta, que “sólo” le quedan 5 meses e ir a otra compañía que ya me han recomendado un par de españoles que viven en Japón y 0 problemas.

      Le gusta a 1 persona

  2. German dijo:

    Vaya tela. Uno piensa que en Japón estas cosas no pasan y.. en fin, unos jetas. Yo cuando voy suelo pillar una SIM de b-mobile para extranjeros (una clavada, sí, pero nunca me ha dado problemas). Si tuviera que estar unos meses no sé qué haría, tendría que mirarlo, pero ya sé donde NO tengo que ir.. 🙂

    Me gusta

    • Nichi dijo:

      Jetas hay en todas partes, por desgracia 😦 Ahora preguntando algunos españoles que viven aquí me han recomendado alguna compañía, ¡así que ya sé donde iré la próxima vez!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s